TRAS LA PUERTA DEL PODER / “Los mexicanos nos quieren en el gobierno”: Ochoa Reza

 

ROBERTO VIZCAÍNO. El líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza no pierde ni la brújula ni su optimismo. Su tarea central es la de mantener el poder para que los priístas lo ejerzan. Y su lectura de los resultados electorales del 4 de junio que apenas acaba de concluir le dicen, afirma, que “la ciudadanía, al darnos la victoria, nos dijo en este 2017 que quiere al PRI en el gobierno”.

Y dentro de este objetivo una de sus tareas esenciales es la de “salvar a México del populismo autoritario y mantener las libertades políticas y económicas impulsando el triunfo de su partido en las presidenciales del 2018”.

De ahí que la formación del llamado Frente Opositor por parte de las dirigencias del PAN y PRD no de sus bases ni sus estructuras, no le preocupe.

Desde San Luis Potosí, donde participó en los trabajos de la Cuarta Generación de la Escuela Nacional de Cuadros del PRI, aclaró:

“Por supuesto que hay múltiples problemas económicos, sociales, políticos y culturales que tenemos que resolver. Pero se resuelven a través de la vía de la democracia, de la pluralidad, de la propiedad privada, del empleo y con justicia social…

“El desafío es ser más transparentes, honestos, propositivos y eficaces… que sirva de ejemplo el proceso electoral y los resultados del 2017: ante escenarios adversos, donde señalaban que no teníamos oportunidadconfiamos en nuestras propuestas, en nuestra capacidad y talento, en nuestras candidatas y candidatos.

“Y confiamos en la ciudadanía, que sólo ella nos da la victoria, y ella nos dijo en este 2017 que quiere al PRI en el gobierno”, reiteró.

“NO NOS PREOCUPA”

Alineados en la misma dinámica y objetivos, Claudia Ruiz Massieu, secretaria general del tricolor dice sobre el Frente planteado por el panista Ricardo Anaya y la perredista Alejandra Barrales:

 “No nos preocupa”.

Ante la insistencia de una respuesta más contundente, la segunda de abordo del CEN el PRI dice que lo del Frente no es para nada una alternativa democrática, porque lo único que busca es crear una alianza para derrotar a otro partido, al PRI.

Detrás de eso no existe ninguna otra propuesta, agrega.

Mientras ellos insisten en ese Frente sin apoyo de sus bases ni sus dirigencias, dice, “nosotros, en el PRI, buscamos respuestas claras, viables, sensibles ante las demandas de la ciudadanía, respuestas que se van a plantear en la XXII Asamblea Nacional Ordinaria…

“Así, en tanto que ellos debaten inútilmente cómo pueden superar sus diferencias insalvables, nosotros hemos realizado ya más de 2 mil 888 asambleas, municipales y estatales, en todo el territorio nacional, en donde más de 280 mil hombres y mujeres priistas han discutido y analizado sus propuestas para lograr la renovación del partido.

“No me queda duda que la militancia priísta del país va estar en primera línea, va a poner toda su fuerza y va a ser clave en la victoria del PRI, para mantener el poder y seguir gobernando en 2018”

En obvia referencia a MORENA y a Andrés Manuel López Obrador, afirma que, mientras otros partidos excluyen, condicionan y quieren imponer uniformidad a su militancia y contrarios, “los priistas incluimos, integramos y hacemos de la pluralidad nuestra fuerza.

“Por eso ellos buscan cómo derrotarnos, por eso ningún otro partido político en México, posee la capacidad para hacer una convocatoria de estas dimensiones, ni tiene la voluntad para abrirse y acercarse de esta manera a sus bases”, subrayó.

Por ello la XXII Asamblea Nacional, dijo, “trata sobre el futuro, de refrendar la vocación de poder, y la capacidad de transformación del partido. El reto es ser competitivos, más cercanos, eficaces y unidos, es proponer las políticas y leyes que nos garanticen una gobernabilidad democrática”, subrayó.

Es decir, esta cúpula priísta no cree en derrotas esas priori que inundan las redes sociales, ni en las alianzas opositoras que pudieran descarrilar su triunfo en 2018.

Lo único que cuenta entre ellos en este momento, es su lectura de los resultados del 4 de junio, lectura que les dice que: “la ciudadanía (…) nos dijo en este 2017 que quiere al PRI en el gobierno”.

¿Alguna duda?

BARRALES NO DESISTE

Con el calendario encima –el fin de su dirigencia está previsto para octubre y en noviembre se vence el plazo para registrar cualquier alianza electoral para el 2018-, Alejandra Barrales apresura su paso para formar el Frente Opositor.

No quiere dejar la dirigencia del sol azteca sin dar un gran golpe. Algo que sus dos antecesores (Carlos Navarrete y Agustín Basave) ni siquiera soñaron. Claro que detrás haun interés político, no sólo de reconocimiento. Quiere llegar al fin de su dirigencia con una posición de fuerza que la ubica como una de las aspirantes del PRD para la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México… y al menos para una delegación importante, ¿Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Benito Juárez… qué otra?

Ya es senadora –su cargo termina en agosto de 2018- y no aspira a un cargo menor que eso.

Desde esa perspectiva, en corto, la senadora y presidenta del PRD habla de su visión y percepción del momento mexicano:

“No podíamos estar peor… hay violencia e inseguridad desbordadas, una irritación y deterioro sociales que lindan con una ruptura impredecible; caída del bienestar aunada al crecimiento insospechado de la pobreza; inflación que adelgaza aún más al ya casi inexistente ingreso familiar…

“Eso y más –afirma- hace ineludible ir de una vez por todas al Frente Amplio Democrático”.

Niega que, como dicen sus detractores, este frente sea sólo electoral.

“El presente del país es alarmante y el futuro sumamente incierto… la corrupción y la impunidad dominan a toda la administración pública, y el modelo económico no ofrece la mínima expectativa de desarrollo.

“Es momento de sumar. Dejar de lado intereses partidistas, aspiraciones personales. El tamaño de la crisis exige la colaboración colectiva de la sociedad y sus dirigentes, de todos.

“Es momento de construir una agenda nacional para resolver los problemas estructurales…

“Es momento de que coloquemos en el centro de nuestro interés y esfuerzo a los ciudadanos”, concluye.

Alejandra Barrales sabe que tiene el tiempo medido. Son apenas 4 meses. De aquí a octubre. Está consciente que o lo logra ahora, o todo quedará en un desesperanzador mensaje para los mexicanos, quienes pensarán que los políticos simplemente no pueden dejar de lado sus intereses y pasiones, fobias y conflictos, ni siquiera en beneficio de México.

Por lo pronto ya logró colocar el tema del Frente en el debate nacional.

Ahora buscará consolidarlo y hacerlo realidad. Habrá que regístralo ante el INE junto con un programa común de Gobierno antes del jueves 30 de noviembre próximo. Inmediatamente después deberá surgir el candidato de unidad a la contienda presidencial del 1 de julio de 2018, que de ganar, asumiría el cargo el 1de octubre de 2018 para inaugurar no solo nuevas fechas, sino una nueva opción de Gobierno a través de una Coalición de fuerzas opositoras que representan polos opuestos.

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_RVizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

www.entresemana.mx

compartir
Footer With Address And Phones