Secretarios de Alfredo Del Mazo al paredon?

JOSÉ CONTRERAS CONTRERAS / Agencia Cuestión de POLÉMICA

Hablando de don Maurilio Hernández, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Legislatura local, ayer, en entrevista, anunció que, de entrada, los diputados locales llamarán a comparecer ante los legisladores a los secretarios de Finanzas, Salud y Seguridad, así como al Fiscal General de Justicia, como parte de la glosa del primer informe del gobernador Alfredo del Mazo Maza.

Podrían ser más, dijo don Maurilio, a reserva de que el resto de los grupos parlamentarios tengan interés en convocar a algún titular de otro sector de la administración pública mexiquense, pero de entrada van a ser esos.

El objetivo, se entiende, es ir a los temas coyunturales que hoy privan en el ambiente político de la entidad, porque cualquiera entiende que los asuntos de dinero, la parálisis que hoy existe en el Sector Salud, y la falta de respuesta a los mexiquenses en materia de Seguridad, son los asuntos torales que interesan a todos los habitantes de esta entidad.

De hecho, el planteamiento de la mayoría legislativa mexiquense, o sea el Movimiento de Regeneración Nacional, tiene como base el diagnóstico que traen de la reciente campaña proselitista que hicieron en mayo y junio como candidatos a diputados, en el cual exactamente las principales preocupaciones de los mexiquenses son: seguridad, salud y gasto público, en ese orden descendente, precisamente.

Hasta donde se sabe, los de Morena alistan armas para dar una “cálida” bienvenida a los titulares de esas áreas. Al secretario de Finanzas le van a dar una “espulgada” para tratar de sacar a relucir hasta dónde ha ido a parar el último peso del recurso público que se ejerció durante el primer año de la administración estatal, así como advertirle que, a partir del próximo año, el gobierno mexiquense tendrá que ser todavía más capaz de hacer más, o por lo menos lo mismo del primer año de gestión, pero con prácticamente el 70 por ciento de los recursos que tuvieron a disposición entre el 15 de septiembre de 2017 y la misma fecha del actual año.

Ahí el debate será respecto a dónde se va a recortar, qué es prioritario y qué no lo es cuando se habla de gasto público en el Estado de México, y qué va a hacer el Poder Ejecutivo para cumplir la meta de austeridad que impera ya en este país, aún antes de que se siente en la Silla del Águila el licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Si el secretario de Finanzas del Gobierno del Estado de México desea salir bien librado de la comparecencia ante los diputados mexiquenses, será mejor que llegue con un Plan de Austeridad bajo el brazo, pero perfectamente definido de dónde, cuánto y cómo se va a recortar, para que no se quede nada de lo prioritario “descobijado”, pero que se dé tranquilidad a quienes ahora ya son conocidos como los diputados “manos de tijeras”.

Por lo que hace al Sector Salud, pues no es necesario ser adivino para entender que los diputados de Morena van con todo para esclarecer qué pasó en el Instituto de Salud del Estado de México, dónde quedó el dinero, quién se lo llevó, por qué los hospitales mexiquenses están paralizados y, quizá lo más importante, qué se va a hacer para sacarlos de la terrible situación en la que han caído.

El secretario Gabriel O´Shea Cuevas va a enfrentar una verdadera jauría, y créanme que él es el menos responsable de lo que ahí pasa, pues cuando él llegó la crisis ya estaba desatada, la “caja de Pandora” ya la habían abierto, y por supuesto las circunstancias para enfrentar ese presunto desfalco financiero no están en sus manos para resolverse.

De ahí que quizá lo más importante sería aprovechar ese deseo que priva entre los diputados de Morena por aclarar esa situación, y, de paso, pues dar pauta a que algo de lo mucho que piensan recortar los diputados de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial pudiera convertirse en algo así como el “Fobaproa de Salud” y se haga algo verdaderamente de fondo para rescatar nuestras pobres clínicas y hospitales.

Finalmente, en el asunto de Seguridad, a Maribel Fernández quizá le toca bailar con la más fea, porque las cosas en ese sector son un amplio y complejo catálogo de causas las que están repercutiendo. Si las cosas se hacen bien o mal hoy en la Secretaría de Seguridad del Estado de México, quizá ni sea culpa de ella, porque la situación nacional priva y pega de manera demencial en ese sector.

Es poco lo que puede hacer una instancia de policía preventiva cuando no existe articulación real entre los demás órganos de persecución del delito, y más aún cuando éstos parecen niños de pecho frente al tamaño de la delincuencia, ante el armamento que los malos portan y ante el gran desarrollo que lamentablemente las conductas antisociales alcanzan hoy en un amplio sector de la sociedad.

Ahí lo único que puede hacerse, como me decía siempre ni gran amigo Toño Ortega, pues es “aguantar callado”, masticar chicle o algo mejor para no sentir tan duros los trancazos, porque en realidad ni los “súper poderes” de los diputados de Morena se me hacen suficientes para acabar de la noche a la mañana con un asunto tan delicado y complejo como la inseguridad, no solo en el Estado de México, sino en el país en general, pero de eso se van a dar cuenta a partir del 1 de enero del 2019, cuando sean los de ese partido los responsables de esa encomienda a nivel federal.

compartir
Footer With Address And Phones