Raúl Sánchez Carrillo / “Napo” y el fin de su impunidad

RAÚL SÁNCHEZ CARRILLO / Agencia Cuestión de POLÉMICA

Napoleón Gómez Urrutia, exlíder minero y quien se llevó 53 millones de dólares de los trabajadores de las entrañas de la tierra desde el año 2006, huyó a Vancouver, Canadá, donde renunciando a su nacionalidad mexicana, adquirió la canadiense y está de regreso para ser senador plurinominal de Morena, con Andrés Manuel López Obrador, está a punto de perder su candidatura y de correr el riesgo incluso de pisar la cárcel, de la cual se libró en cinco ocasiones.

Y es que la Junta de Conciliación y Arbitraje emitió un Laudo que obliga al heredero del Sindicato Minero de la República Mexicana, de su padre, que sí fue minero, Napoleón Gómez Sada, a devolver el dinero que se llevó, pero su abogado, Marco Antonio del Toro Carazo, asegura que se irá a Juicio de Amparo del Laudo señalado, mientras que el tiempo sigue su marcha y a menos de 52 días de las elecciones, podría perder su candidatura al Senado, ya que mientras renunció a la ciudadanía canadiense, su situación es de riesgo, ya que no ha recuperado la nacionalidad mexicana y ello anularía su aspiración, además de que se le vienen varias denuncias más por haber huido a Canadá con el dinero de los mineros.

Por otra parte, Andrés Manuel López Obrador no se ha pronunciado al respecto, en tanto que, de manera paralela, hay un candidato de Morena relacionado con el crimen organizado y que podría ser detenido, de acuerdo con el avance de las indagatorias de la PGR.

Napoleón Gómez Urrutía se confió en la impunidad que lo cubre desde hace varios años y que, exiliado en Canadá, le sirvió para vivir como potentado y que, al renunciar a la ciudadanía, se regresó a México para, como as en la magna de AMLO, fue puesto en la lista de aspirantes por la vía plurinominal a un escaño en el Senado de la República, en las elecciones del 1 de julio donde estará en juego la Presidencia de la República, nueve gubernaturas y 3 mil 793 cargos de elección popular.

Mientras, el número de candidatos asesinados, entre ellos varios de Morena, del PRD, PAN y PRI, MC, y PVEM e incluso de Encuentro Social, tienen a las autoridades trabajando a marchas forzadas porque la cifra de crímenes contra aspirantes políticos, con licencia o de nueva inclusión suma más de 90, en varios estados; como nunca se añade a los factores de enrarecimiento de estas complicadas e inéditas elecciones, como lo marca el calendario.

Asimismo, el presidente del Instituto Nacional Electoral,Lorenzo Córdova, señaló que se están tomando todas las precauciones para atender las impugnaciones de por lo menos dos partidos, sobre las elecciones del domingo 1 de julio cuando Morena y el Frente que respalda a Anaya se adjudicarán el triunfo.

compartir
Footer With Address And Phones