Los niños y la lucha

BUDDY GRECO / Agencia Cuestión de POLÉMICA

El deporte espectáculo por excelencia sin duda es la lucha libre. El pancracio ha logrado a pasar las barreras del tiempo, definitivamente gracias a la gran atracción que genera en chicos y grandes.

Los luchadores atrapan a los pequeños por su gran talento y sus equipos vistosos, mascaras, mallas y capas, sin duda artículos fascinantes para ellos. Quien de pequeño no uso un paliacate para cubrir su rostro y una toalla sentirse su gladiador favorito. Cabe destacar que esto cobra relevancia después de la prohibición que existía en las décadas de los 40 y 50, de que los menores asistieran a las funciones de lucha. Gracias a los eventos que se transmitían por televisión y al cine de luchadores encabezado por El Santo, el deporte de los costalazos se arraigo en los pequeños quienes soñaban ser como el santo, luchar contra los rudos del momento y porque no contra una que otra momia, vampiro ò extraterrestre.

Es así que este público tan noble y sincero al ser adulto, contagiado por la nostalgia de sus ídolos de carne y hueso es el que es el principal motivador de que nuevos pequeños conozcan la disciplina lo cual hace que generación a generación el deporte continúe hasta nuestros días, con arenas llenas de bisoños de la mano de sus padres, tíos, amigos y porque no hasta conocidos generando con esto el resultado de aficiones renovadas gracias a los reyes de las casas, los niños. Viva la lucha libre y vivan los niños hoy y todos los días!

compartir
Footer With Address And Phones