JORGE VELÁZQUEZ / Debates, basura pura.

JORGE VELÁZQUEZ / Agencia Cuestión de POLÉMICA

*DEBATES, BASURA PURA

*EMBARAZO INFANTIL, ¿MUERTE INDUDABLE?

MÁS QUE UN ELEMENTO VITAL del proceso electoral mexicano, los debates entre los candidatos a la presidencia de la República, sólo sirven para saciar el morbo y curiosidad de las fracciones partidistas y como elemento fundamental de venta para las encuestadoras.

Ver esas presentaciones, que nunca debate, es perder el tiempo y abonar en favor de un sistema político-electoral que urge de una reforma estructural a fondo en éste y otros rubros mucho más importantes que en simples exposiciones sobre temas ya preestablecidos y que nunca van al fondo del asunto.

Por ejemplo en el primer debate en México (copiado por supuesto a los gringos que le dijeron al presidente Peña que estaba loco), celebrado el 12 de mayo de 1994, todo mundo vio ganador al bocón de Diego Fernández de Cevallos y ¿sirvió para que ganara la presidencia? Por supuesto que no. Luego de esa presentación vino su declive: meses después, cuando Zedillo le regaló el cargo de procurador general de la República y que no aceptó para él pero si para quien era en ese entonces su carga maletas, Antonio Lozano Gracia, el mundo político se dio cuenta de la negociación que hizo con el gobierno. Le entregaron ni más ni menos las llaves de todos los expedientes de “peces” muy gordos con casos multimillonarios que, con la información adelantada, ganó fácilmente su bufete.

¿Ganó Vicente Fox sus debates que lo llevaron a la presidencia? Por supuesto que ¡no! A pesar de su “hoy…hoy…hoy…”, nadie podría atreverse a afirmar que el cerebro y genio de Fox fue superior a adversarios como el camaleón Porfirio Muñoz Ledo, Manuel Camacho Solís y hasta de Gilberto Rincón Gallardo, auténticos oradores y reales conocedores de la política nacional. A Fox, Zedillo le entrego el país pero no sus debates ya lo dijo públicamente el “perdedor”, Francisco Labastida Ochoa.

Y qué decir del encuentro en el 2006 cuando Felipe Calderón expuso (que no debatió), con Roberto Madrazo, Andrés Manuel López Obrador, Patricia Mercado y Roberto Campa. La labia de Calderón que en su vida jamás había trabajado, sirvió realmente para vencer y convencer sobre su proyecto. Otro ¡no!

La bajeza en este tipo de eventos se presentó en el “debate” de Peña Nieto,  Josefina Vázquez Mota, Quadri y López Obrador. Alguno de esos enormes “cerebros” se le ocurrió la idea de meter a un edecán con medidas 90-60-90, para distraer a los exponentes y “quemar” a quien se atreviera a ver sus curvas. El único que cayó fue Quadri. Todo mundo vio su expresión pero, estimado lector, ¿se acuerda, por ejemplo, de alguna de las propuestas de Peña o López Obrador?

En este contexto y aunque están picándose los candidatos para debatir y hasta ya el Instituto Nacional Electoral, tiene las fechas de los “debates” programados para el 22 de abril, el 20 de mayo y 12 de junio de este año, este tipo de encuentros no dejaran de ser basuras si no se le mete mano a la ley y se obliga en principio a los participantes a debatir en toda la extensión de la palabra y no a prestarse en otra burla más para la conciencia de la ciudadanía.

PICOTAZOS

FALSA RETÓRICA INCLUIR el concepto “educación” en el discurso político, cuando en los hechos, México continúa sufriendo los estragos del fracaso educativo señalado no solo por las pruebas aplicadas a su modelo en el rango internacional, sino por sus desastrosas consecuencias que, por ejemplo, ubican a este país en el nada honroso primer lugar de embarazos de adolescentes.

Lo más grave de este grave problema es que de acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), grupo al que pertenece México, las jóvenes de 15 a 19 años que se embarazan pueden pasar a formar parte de la estadística que señala como esta causa, la segunda de muerte.

Los datos deben prender los focos rojos en las escuelas de nivel medio superior del país, pero, también, en la población de las jóvenes que por diversas causas no pueden asistir a los planteles. Es aquí en donde debe radicar el “empoderamiento” hacia las mujeres para acudir a su ayuda y no en leyes que sólo sirven para aumentar la corrupción de ministerios públicos y de jueces que revisan casos hasta inventados de acoso sexual o demás patrañas.

El modelo educativo debe volverse riguroso en este aspecto y ordenar a las instituciones públicas y privadas, estar alertas ante una problemática que en verdad pone en riesgo la vida de millones de jovencitas.

Ante esta situación el diputado Mario Ariel Juárez Rodríguez, impulsa un punto de acuerdo para exhortar a la Secretaría de Salud y al Instituto Mexicano de la Juventud a implementar políticas públicas y acciones efectivas que reduzcan los  índices de embarazo en niñas, jóvenes y adolescentes, ya que las realizadas no han resultado eficientes en el combate de esta problemática.

El legislador sostuvo que la maternidad adolescente es considerada un problema público en México, principalmente porque se ha documentado que en esta etapa representa un mayor riesgo para la madre y su producto, tanto durante el embarazo como en el parto. Otros riesgos de salud para las jóvenes madres, son: aumento de peso, hipertensión, preeclampsia, anemia, infecciones de transmisión sexual, y desproporciones cefalopélvicas causantes tanto de la muerte de la madre como del hijo(a), provocando que las complicaciones en la etapa de gravidez sean mayores a las que tienen las mujeres de más de 20 años.

Juárez Rodríguez mencionó que aproximadamente 31.2 por ciento de los adolescentes mexicanos de entre 15 y 19 años, han iniciado su vida sexual, pero no de manera responsable, ya que 56 por ciento termina en embarazo. En 2014, la edad media de la primera relación sexual de las mujeres en edad fértil fue de 17.6 años. Del grupo de 15 a 19 años, 29.2 por ciento declararon ya haber tenido relaciones sexuales, y 16.4 por ciento ser sexualmente activas.

DE ACUERDO CON DATOS DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL de la Salud, más del 60 por ciento de la población mundial sigue utilizando la herbolaria para procurar su propia salud además de que un alto porcentaje de los productos farmacéuticos utilizados hoy en día, proviene de productos vegetales. Pero lo más maravilloso para México, es que ocupa el segundo lugar en el mundo con sus 4 mil 550 especies. Datos proporcionados por la diputada Blanca Margarita Cuata Domínguez, señalan que el conocimiento de las plantas medicinales y los productos naturales son fruto de información tradicional acumulada por varias generaciones y representa un patrimonio de los mexicanos, el cual debe fluir hacia el pueblo, con beneficio económico y en salud. Ante ello, la legisladora impulsa una iniciativa para decretar el 28 de abril como Día Nacional de la Herbolaria y la Medicina Tradicional, debido al valor que representa esta práctica para México y su población, no solo como opción terapéutica, sino también por la importancia económica para la cadena productiva, y por el acervo cultural que representa… NOS LEEREMOS LA PRÓXIMA ENTREGA…

compartir
Footer With Address And Phones