Familia pierde la confianza en Ministerio público mexiquense.

Agencia MVT / Ingrid Ahumada Mañón

TOLUCA, México.- El pasado jueves 8 de febrero, “Fernanda” y su familia vivieron un infierno, cuando tres sujetos entraron por la puerta de su negocio, una estética, para de ahí pasar a su hogar, donde los amarraron, los encañonaron, los martirizaron más de hora y media, y finalmente los despojaron de todos los objetos de valor que tenían, sin que durante ese tiempo ninguna autoridad federal, estatal o municipal interviniera.

Gracias a un sistema de video vigilancia de una vecina, “Fernanda” pudo identificar el auto y a los sujetos implicados, pero a pesar de que interpuso una denuncia ante el Ministerio Público y aportó todas las pruebas con las que contaba, hasta el momento nada ha pasado y, por el contrario, ahora ella y su familia viven en temor permanente de que los sujetos regresen y les hagan más daño.

“Fernanda” tiene una estética a la entrada de su casa, en la colonia Parques Nacionales; el pasado jueves 8 de febrero, alrededor de las 10:30 horas, un joven tocó el tiemble para pedir un corte de cabello, y al momento de abrir la puerta éste la empujó, tirando a la estilista, para que detrás de él ingresara otro joven más, quienes no iban encapuchados y tenían alrededor de 20 años.

“Uno de ellos traía una cangurera y adentro un arma de fuego,  usándola me avienta, me enseñó el arma y me metió a la bodega donde guardo mis tintes y productos que utilizó; por ahí también entras a mi casa. Me taparon la boca y me amarraron de pies y manos con un plástico que ellos traían”, relató.

Refirió que después uno de ellos ingresó al hogar donde se encontraba la madre de “Fernanda”, quien no se podía mover ya que se recupera de una operación, y al comentar sobre su estado de salud, el asaltante expresó: “Mi mamá tiene cáncer, por eso hago esto” y soltó el primero de tres disparos.

“Nos llevaron a un cuarto donde nos encierran a mi hermana, mi mama, un niño de ocho años y yo, a todos nos encierran, nos amarran de pies y manos; después me estuvieron diciendo que dónde estaba el oro, que ellos querían el oro, le dije que yo no tenía oro, y me dijo que le diera el oro o se llevaba el carro”, prosiguió.

Señaló que fuera se encontraba una mujer en el coche, misma que -creen- los estaba esperando y avisando lo que pasaba en la calle, ya que tenía comunicación constante con otro de los asaltantes.

Más tarde llegó el hijo de “Fernanda”, a quien solo ingresaron al cuarto donde se encontraba la familia, después de despojarlo de sus pertenencias, siendo hasta las 12:00 que los asaltantes se retiran del lugar; es decir, hora y media después de haber ingresado.

“Fue una cosa muy fea, la impotencia de no poder hacer nada, incluso los vecinos ya están planeando poner cámaras o alarmas para cuidarse, mi vecina tiene cámaras y fue gracias a eso que obtuve estas fotos y videos que presenté con mi denuncia”, indicó.

Sobre la vigilancia en el lugar, señaló: “pasan cada cuatro días, o un vez al día”. “Aquí pasan asaltos, es una colonia tan insegura que hoy en la actualidad tú ya no puedes llegar con tu coche y estacionarlo porque en menos de cinco minutos te bajaron la batería, en todo lo que en la Nueva Oxtotitlán y Parques Nacionales”, dijo.

De acuerdo con el video obtenido por la denunciante, los asaltantes huyeron del lugar en un automóvil de color gris, con placas LTM-2623, sobre el cual exigió que la autoridad ministerial realice una investigación seria y presente a los presuntos responsables del atraco.

“No importan las cosas, son cosas materiales, de valor, pero materiales, pero aquí lo que importa es que esos tipos dispararon tres veces dentro de mi casa y ninguna autoridad se dio cuenta, nadie fue bueno para ayudarnos. Nos pudieron haber matado, violado o cualquier cosas, se pasaron hora y media en mi casa, y nadie hizo nada. Esa es la seguridad que nos prometieron nuestras autoridades”, finalizó.

compartir
Footer With Address And Phones