Diputados mexiquenses no cuidan las formas, o las desconocen?

JOSÉ CONTRERAS CONTRERAS / Agencia Cuestión de POLÉMICA

Hay quien confunde la magnesia con la gimnasia y eso es lo que parece está sucediendo en buena medida en la conformación del renovado Poder Legislativo del Estado de México, porque una cosa es que los diputados que hoy tienen el control pretendan ser “diferentes” y otra muy distinta es que no adopten las formas.

Me refiero específicamente a la notoria ausencia ayer, 13 de septiembre, de las cabezas del Poder Legislativo estatal en la ceremonia conmemorativa de la gesta de los Niños Héroes de Chapultepec, donde se dieron cita los titulares de los Poderes Ejecutivo y Judicial, y los únicos que no acudieron fueron el presidente de la Junta de Coordinación Política y/o la presidenta de la actual mesa directiva de la LX Legislatura local.

¿Es protocolo? Quizá, y tal vez por ello para los diputados del Movimiento de Regeneración Nacional que presiden los órganos de gobierno de la Legislatura local eso no sea importante; sin embargo, dicen que la forma es fondo y habría que revisar si, como dicen, “lo cortés no quita lo valiente”.

¿Será que la para nueva izquierda que hoy domina las esferas de gobierno los Niños Héroes no son lo suficientemente importantes como para destinar una hora de su valioso tiempo para acudir a una ceremonia que al menos para el resto de los mortales de este país es importante porque en ella se entremezclan valores patrios que dan orgullo y vigencia a nuestros iconos nacionales?

Tal vez no le explicaron al señor presidente de la Junta de Coordinación Política ni a la presidenta de la mesa directiva de la LX Legislatura local esa parte de sus “obligaciones” cívicas, o quizá ellos no lo toman en cuenta.

Tendremos que esperar quizá al 21 de marzo próximo, cuando se celebre el aniversario del natalicio del ex presidente Benito Juárez García para ver si esa fecha sí es significativa para los legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional, dado que, al menos para su líder nacional, el hoy Presidente Electo de los Estados Unidos Mexicanos, el oaxaqueño representa algo así como la máxima figura de la política nacional.

Quizá las ceremonias cívicas quitan el tiempo a los servidores públicos, tal vez tengan razón, pero alguien debería explicarles que inculcar valores patrios a las nuevas generaciones es parte fundamental de los cimientos de la educación de las nuevas generaciones.

Comprendo perfectamente el mensaje directo e indirecto que estarían mandando hacia los Poderes Ejecutivo y Judicial, algo así como “nosotros somos aparte”, pero si se supone que hace apenas unos días estiraron la mano y plantearon una relación armónica y de respeto, pues bien podrían pensar que también este tipo de detalles dicen mucho de la relación entre Poderes y, sobre todo, del respeto que se tiene o no se tiene hacia los principios patrios en los que fuimos educados la mayoría de los mexicanos.

compartir
Footer With Address And Phones