Denuncian en edomex que INE explota a capacitadores y no da de comer a funcionarios de casillas.

DAVID ESQUIVEL / Agencia Cuestión de POLÉMICA

TLALNEPANTLA, MÉXICO.-El Instituto Nacional Electoral (INE), no provee de alimentación a funcionarios de casillas, que desde las 8.00 hasta las 18.00 horas tienen a su cargo la recepción de votos y luego la contabilidad de los mimos emitidos en cada una de las secciones electorales, y sólo les paga 250 pesos por mas diez horas de trabajo. También a Capacitadores Asistentes Electorales (CAES), “les “están metiendo las espuelas en las costillas” al sobrecargalos de trabajo”, manifestó el candidato a diputado federal por el Distrito XVI por parte de la coalición Por México al Frente (PMF) Roberto Hernández Gómez, del PRD.

Además de sobrecargarlos de trabajo, los CAES de sus salarios pagan la compra de fólderes, clip, grapas, engrapadoras hojas de papel entre otros insumos y, también, en la última quincena del mes de junio deberán aportar mil pesos de su salario, para pagar la alimentación de quienes serán funcionarios de casilla durante la jornada de votaciones del próximo 1 de julio, señaló Gómez Hernández.

Precisó que los 110 capacitadores de la Junta Distrital XVI trabajan en condiciones de explotación laboral e hizo un llamado al INE para revisar la situación que viven y busque la posibilidad de que con recursos propios de la institución se dé de comer a los funcionarios de casillas el día de la elección, “porque los capacitadores no deberían pagar ese gasto pues son empleados inclusive eventuales”.

Consideró que la situación laboral de funcionarios de casillas y CAES podría mermar la organización de la jornada electoral del 1 de julio entrante y crear suspicacias, ya que desempeñan labores de cargar cajas, entre otras actividades ajenas a la capacitación y “como trabajadores eventuales son vulnerables y muy endeble su situación laboral como para que exijan derechos; pero eso no se sabe y la situación debe ser revisada por el INE”; la gente piensa que ganan bien y no es así comentó.

Los capacitadores laboran sin horarios de salida ni de entrada. Fueron contratados para los meses de abril, mayo y hasta el 1 de julio, para efectuar la capacitación de funcionarios de casilla. Pero, como en muchos casos, los ciudadanos insaculados no quieren participar en la jornada electoral, ellos salen a las calles para localizar y confirmar si las personas insaculadas van a cumplir con su deber cívico de ser integrantes de casilla y efectuar su capacitación. “Deber cívico”, es la argumentación que da el INE para sólo pagarles 250 pesos por más de diez horas de trabajo y no darles de comer. Los capacitadores ganan siete (7 mil pesos), al mes de ellos deben comprar insumos y pagar impuestos.

compartir
Footer With Address And Phones