Por culpa de Edgar Olvera, alcalde de Naucalpan podría ir preso

DAVID ESQUIVEL / Agencia Cuestión de POLÉMICA

NAUCALPAN, MÉXICO.-Existe opacidad y no hay transparencia en el manejo de 4 mil 160 millones de pesos del presupuesto asignado para el 2018 a la administración municipal de Naucalpan, la cual además no redujo la deuda pública, sino que la incrementó en un 3.8 por ciento con respecto a la del 2016 y, además, no se sabe dónde están 14 millones de pesos, en total, descontados a los trabajadores por el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y cuotas al ISSEyM el que le deben 43 millones;  lo anterior se informa en base a la Cuenta Pública 2017 del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM).

Así lo dio a conocer en conferencia de prensa el Síndico electo Maximiliano Alexander Rábago, quien manifestó que la próxima administración municipal, que inicia funciones a partir del 1 de enero, recibirá las finanzas públicas en una situación de “deterioro “terrible”, cuya falta de transparencia en su manejo deberá ser aclarado en su momento por el ex alcalde Edgar Olvera Higuera, ahora diputado local, y el actual Edil Víctor Hugo Gálvez Astorga, quienes podrían enfrentar resarcimientos financieros y hasta acciones penales por la falta de transparencia con que se ha manejado el dinero público de Naucalpan en la presente administración.

Agregó que la OSFEM emitió una “pre-alerta financiera” a la alcaldía de Naucalpan, debido a que podría ser “inmanejable” su deuda pública de corto y largo plazo, que es de más de mil 600 millones de pesos, en cuyo “manejo no hay transparencia y no se sabe en qué se utilizó”. Abundó que la deuda de corto plazo de 400 millones de pesos, que seguramente dejará el actual Alcalde, viola la Ley de Disciplina Financiera del Estado y Municipios, porque debe ser a lo máximo 250 millones.

Añadió que al ex alcalde Edgar Olvera Higuera se le fueron las manos de más y endeudó al municipio de manera irresponsable por arrendar patrullas, gastar en un helicóptero y pantallas que para nada sirvieron. “verdaderamente la administración de Naucalpan generó un cochinero financiero que compromete el desarrollo del municipio y el ex Alcalde y el actual podrían ser sujetos de acción penal una vez que la OFSEM audite las finanzas públicas”, expresó Maximiliano Alexander Rábago.

Indicó que deben ser castigados los excesos cometidos por la presente administración, y que el gobierno municipal entrante presentará denuncias ante el Sistema Estatal Anticorrupción, el OSFEM, la Controlaría de la Legislatura y del gobierno estatal, pues se deben castigar los excesos de la actual administración municipal.

compartir
Footer With Address And Phones