¿Que cuentas entregarán alcaldes salientes?

JOSÉ CONTRERAS CONTRERAS / Agencia Cuestión de POLÉMICA

 El inicio del penúltimo mes del año es un atento llamado a acelerar los procesos de entrega-recepción que se llevan a cabo ya en los 125 municipios del Estado de México. Es éste el último mes laborable que las administraciones municipales entrantes tendrán para revisar que las cosas se encuentren en orden y no cometer el grave error de aceptar “pendientes” de sus antecesores.

La circunstancia no parece muy halagadora pues en la mayoría de los casos se han hecho públicos los problemas de las administraciones salientes. El primero, y quizá el más importante, tiene que ver con la deuda pública.

No hay ayuntamiento del Estado de México que en este momento no presente adeudos, lo mismo a proveedores que a instancias como el Sistema de Administración Tributaria, Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (Issemym), compañías aseguradoras, Comisión Federal de Electricidad y una larga lista de instancias más ante las cuales están prácticamente empeñados.

El problema, dicen los que saben, no es que deban, sino que de modo alguno piensan pagar antes de irse, por lo que el grueso de esos adeudos formarán parte de la “herencia maldita” que dejarán a sus sucesores, sobre todo ahora que la mayoría serán reemplazados por personas de un partido político distinto al de quienes actualmente gobiernan, por lo que existe un cierto aire de venganza por esta vía.

Sin embargo, bien harían los actuales presidentes municipales en observar el grave riesgo en el que se encuentran, pues las últimas modificaciones al marco legal del Estado de México, ya prevén que esas entregas estarán sujetas al escrutinio legal y que todo aquello que se observe como irregularidad puede y será motivo de procedimientos administrativos y penales.

Ya no será tan fácil, como antes, que los señores alcaldes incluso de iban una semana antes de concluido su periodo y dejaban un relajo tirado, se llevaban hasta las sillas y las tazas para el café, y los que llegaban, en su mayoría, tenían que cumplir con el viejo pacto de “cubrir la espalda” del saliente.

Ahora la situación no será igual en más del 79 por ciento de los casos, donde el alcalde entrante pertenece a una opción política totalmente diferente, la cual, en casi todos los casos, traen cierto tufo de venganza y un altísimo compromiso con la transparencia y la legalidad, lo que los impulsará a ser los primeros interesados en aclarar la situación que guardan las haciendas municipales.

Pensar en que se irán felices y contentos aunque hayan hecho y deshecho de la administración pública municipal es un grave error de cálculo que podría traer consecuencias graves para quienes entregarán los municipios mexiquenses, de ahí que lo mejor será que tomen estas líneas como un llamado a la cordura y a la prudencia, a la responsabilidad, y a la posibilidad de protegerse antes de verse inmiscuidos en situaciones nada agradables que luego terminan muy mal.

compartir
Footer With Address And Phones