ARTURO SUÁREZ / La sofisticación de la corrupción

¿Para qué andar con memorias? De memorias no vive nadie, sólo el que no ha hecho nada.

Rafael Bernal

ARTURO SUÁREZ RAMÍREZ / Agencia Cuestión de POLÉMICA

Estimados amigos lectores muchas gracias por su tiempo para la lectura de la presente columna publicada en tan prestigiado medio de comunicación. Lo dicho, la administración de Enrique Peña Nieto debería estar marcada por los resultados de las grandes reformas que pregonó en campaña y en la primera parte de su sexenio, y que por el contrario resultaron un fracaso en lo general.

Para iniciar este comentario, quiero referirme a lo que dice el diccionario sobre la palabra sofisticado (sofisticación), en una de sus acepciones puede leerse: Que es muy complicado o complejo técnicamente”. Y eso es precisamente lo que algunos funcionarios del “peñismo” lograron con las redes de corrupción, complicar el rastro de sus malas acciones.

El “peñismo” está marcado por la CORRUPCIÓN, así en mayúsculas, de sus funcionarios que al amparo de la protección del presidente le han causado daño al país, pero con el tiempo casi agotado para el “peñismo” y al cuarto para las doce de que entre una nueva administración, también va disminuyendo el manto protector sobre esos funcionarios a los que Peña cobijó.

El último escándalo que aqueja a Peña Nieto, es el de su incondicional Rosario Robles, pero las sospechas vienen desde hace tres años por lo menos, así lo marcó la Auditoria Superior de la Federación (ASF), cuando se habló de triangulación de recursos con universidades, radiodifusoras  y otras entidades que no hicieron el trabajo para lo que fueron contratadas, y sub contrataron a otros para realizarlo, en fin nada de transparencia y nada de resultados.

Organizaciones y especialistas en transparencia, han señalado que la forma de operar es una sofisticada red de corrupción, se le acusa a Rosario Robles de haber actuado utilizando el mismo método, conocido como el “método Robles”, en la SEDESOL y en la SEDATU para desangrar los dineros públicos.  

¿Dónde fueron a parar los recursos? ¿Por qué no hay responsables?

El escándalo no es menor, porque le abre la posibilidad al gobierno entrante de hacer una profunda investigación y en su caso castigar a los responsables de tales hechos. Son 2 mil 130 millones de pesos presuntamente desviados que las auditorias aplicadas a SEDATU y SEDESOL consignan.

Esos recursos deberían haber sido aplicados al desarrollo social del país, una falla más del “peñismo” y funcionarios sinvergüenzas, que su mayor aporte es sofisticar a la corrupción que no es un juego de principiantes.

Rosario Robles ha retado a López Obrador para que la investigue hasta por debajo de las piedras. ¿Le aceptará el reto?

Entre Palabras

La lucha por apoderarse de lo que queda del PAN va subiendo de tono. “Será el fin del PAN”, sentenció Calderón en su cuenta de Twitter, al responder al anuncio de Larios, en la misma red social, que acompañará a Cortés como candidato a secretario general.

Si no hay refundación en Acción Nacional y unidad, la tumba la están cavando todos, los que están y los que ya se fueron son responsables, verdad Felipe.

Escríbeme tus cometarios al correo electrónico suartu@gmail.com sígueme en la cuenta de Twitter @arturosuarez y en Instagram @arturosuarez_.

Muchas gracias y hasta la próxima.

compartir
Footer With Address And Phones