VLADIMIR GALEANA / Escenario inevitable

En el último reporte del Grupo de Economistas y Asociados, “México: Política, Sociedad y Cambio, Escenarios Políticos”, previo a las elecciones del próximo domingo, centra su análisis en las preferencias electorales y en la integración del Congreso. Entre otras cosas, establece que la jornada electoral tendrá por lo menos una participación entre 52 por y 65 por ciento, lo que significa que la confianza en el valor del voto continúa recuperándose.

También arroja que el sector con mayor desconfianza en el valor de su voto respalda mayoritariamente a López Obrador, quien pese a caer ligeramente se mantiene con 16 puntos de ventaja sobre Ricardo Anaya, que mantuvo 23 por ciento de las preferencias, quien a su vez está a solamente dos puntos de José Antonio Meade. Por otra parte, el estudio establece que las campañas electorales han mejorado la percepción general de los partidos políticos y eso quiere decir que el vehículo de nuestra democracia recobra vigencia.

La tendencia de crecimiento de los partidos minoritarios se mostró pequeña, pues en realidad han aportado muy poco a los partidos principales. El cambio, más importante es la reducción de la ventaja entre el segundo y tercer lugar, y es previsible que Meade rebase a Anaya durante esta semana, pero Andrés Manuel podría consolidar aún más su ventaja, con lo que alcanzaría el más alto porcentaje en una elección presidencial desde 1994, aunque sin alcanzar el 50 por ciento.

El crecimiento de José Antonio Meade se debe principalmente al aumento de su presencia ente los habitantes de la zona sur-sureste y en la zona metropolitana de La Ciudad de México, pero también es pertinente señalar que en la contienda para el Poder Legislativo el crecimiento de Movimiento Regeneración Nacional se consolida porque el tabasqueño tiene un efecto positivo en el voto de su partido tanto para Presidente como para la integración del Congreso de la Unión.

En la Cámara de Senadores la coalición Juntos Haremos Historia podría alcanzar 46 por ciento de con 59 curules, seguido por el PRI con 35 curules y lo que representa 27 puntos porcentuales, y PAN PRD y MC con 32 senadores, con 25 por ciento. En la Cámara de Diputados, el Movimiento Regeneración Nacional y sus aliados estaría cerca de alcanzar la mayoría simple, lo que podría otorgarles la capacidad de comenzar la edificación de un nuevo régimen político.

Es más, después de la elección Movimiento Regeneración Nacional y sus aliados necesitarían menos de 20 curules más de nuevos adeptos para alcanzar la mayoría simple, y en la Cámara de Diputados la coalición minoritaria sería encabezada por el Partido Revolucionario Institucional. El cierre entre Anaya y Meade, aunque dificulta una corrida de voto útil dirigida a derrotar a López Obrador, altera la distribución de posiciones legislativas y cargos estatales municipales, y puede modificar los equilibrios internos de los partidos en el periodo posterior a las elecciones. La suerte está echada, según el Grupo de Economistas y Asociados. Al tiempo.

VLADIMIR GALEANA / @capitalmedia

compartir