En riesgo la educación de estudiantes del Colegio Vermont Pedregal y San Jerónimo.

-Embargo judicial a la caja del colegio para solventar millonaria deuda.
-Exhorta a los padres de familia para pedir informes sobre la situación administrativa que impera.
Presunto Fraude millonario pone en riesgo la educación de cientos de menores que acuden al Colegio Vermont, plantel Pedregal y San Jerónimo, al sur de la Ciudad de México, así lo dio a conocer Leonardo Pacheco, quien interpuso un par de demandas civiles, por la vía ejecutiva mercantil, en contra del propietario del Colegio y del propio centro de estudios. El denunciante dio a conocer que, ocultándoselo a los padres de familia, el señor Hernán Besserer Cue, representante del Colegio, ha comprometido al Colegio por más de 40 millones de pesos, producto de préstamos cuyo destino se desconoce. Con ello, el Colegio se encuentra endeudado y en peligro de desaparecer, pues se ha nombrado un interventor judicial que tomará las riendas del colegio.
Por otra parte, el señor Hernán también ha afectado y sigue afectando a los padres de familia, al pedirles que de forma indebida e ilegal, paguen las colegiaturas a otra sociedad ajena al colegio, lo que puede derivar en fraude de acreedores, estando en riesgo todos los partícipes. La mañana de este lunes, el demandante acudió al plantel, acompañado de un Actuario y sus abogados para que el interventor tomará posesión de la caja y la administración del colegio, ello autorizado por el juzgado 63° civil del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México y cuyo titular es el juez Miguel Ángel Robles Villegas.
Leonardo Pacheco informó que las cuentas bancarias de dicho colegio, así como las colegiaturas y cualquier tipo de activo están embargados, mediante la intervención de la caja y con ello garantizar el pago de la deuda. Varios jóvenes que acudieron mostraban a los padres de familia unas pancartas en las que se leía: “El dueño del Colegio Vermont ha cometido diversos fraudes, si me lo hizo a mí, se lo puede hacer a usted y a sus hijos”.
Asimismo, llevó a cabo una jornada informativa a través de un comunicado impreso donde explica la situación legal de la institución y en el que se especifica el nombre y cuenta real a la que se debe depositar para hacer válidas las colegiaturas de sus hijos, ya que la falta de pago es motivo de baja. Leonardo Pacheco pidió a los padres de familia acudir a las instalaciones del Colegio Vermont para extenderles un informe por escrito y conozcan la situación de sus hijos, como estudiantes del Colegio, quienes pueden estar en riesgo de perder el ciclo escolar por la negligencia del propietario.
Al cierre de la diligencia, personal de vigilancia y guardaespaldas del Colegio hicieron uso de golpes e insultos para suspender los trabajos del interventor, por lo que esperan nuevas diligencias con mayores consecuencias para el colegio.
compartir