Pintan de rojo al diablo.

ADOLFO MERCADO / Agencia Cuestión de POLÉMICA

Mientras narraba a Rayados, me iba enterando del juego del rojo. Hoy, mi compañero y amigo Adolfo Mercado me cubre con este comentario, que espero valoren tanto como los míos. Yo sólo puedo decir que es un doloroso bajón, no por el rival, sino por cambios innecesarios. Les dejo este apunte cuando parecía que podríamos conocer la mejor versión de Toluca en el torneo, recae en lo mismo de temporadas pasadas: la inconsciencia.

El 11 titular.
Equipo que gana y convence repite cuadro; justo cuando imaginaba que Cristante había encontrado el 11 ideal y la formación que mejor le iba, cambia con dos en la cintura del medio campo jugando con Delgadillo (un contención de condiciones mas defensivas) y da titularidad por derecha a Vega en lugar de Quiñones, propiciando un solo delantero (Canelo).

En el tan esperado regreso de Talavera, poco que hacer para el cancerbero en los goles aunque es notorio que el ritmo al que nos tiene acostumbrados Talavera ira llegando conforme pasen las jornadas.

Ya en el desarrollo del partido, Toluca debió apretar a Puebla, ya que el conjunto del ojitos es un equipo caracterizado por salir con balón dominado desde propio terreno y aunado a lo hecho el domingo contra Monterrey, pudo haber metido en serios aprietos a los camoteros en propia cancha. En la previa, se comentó de los planes de juego, el de Puebla le salió y definió en 45 minutos

Durante el desarrollo del primer tiempo, note un equipo sobrado y confiado que con dos errores defensivos (uno en el área y el otro en medio campo) termina por costarle 3 puntos.

Para la segunda mitad, un Toluca con cambios ofensivos pero sin claridad en las ideas para atacar, con mayor posesion pero imprecisos en el último cuarto del terreno de juego no encuentra la fórmula para abrir a la zaga de la franja.

Las rojas.
Más allá de lo acertado o no del árbitro, Toluca no ha comprendido que la tolerancia de los silbantes hacia los de rojo es poca y que por ello deben de evitar él reclamo y faltas innecesarias que hoy les cuesta 2 bajas para el partido vs Santos del próximo domingo.

Conclusion:
Si algo se le aplaudió vs Monterrey, fue garra, lucha, presión y ganas de no renunciar al ataque y sobretodo la certeza, algo de lo cual careció hoy ante un Puebla que sin perder el orden y tirándose metros atrás, demostró que es un equipo equilibrado y con ideas claras.

Agradezco a Adolfo Mercado, Gracias por leernos y jugar con nosotros.

compartir