MANUEL MUÑIZ / De primera plana.

MANUEL MUÑIZ / Agencia Cuestión de POLÉMICA

  • Pelean “como perros”: dice la gente de Morena
  • Es el ejemplo del Peje
  • Al PRI ya le entró la letra?

Después de ver como se han preparado los precandidatos para la contienda electoral 2018, la sociedad empieza a quitar máscaras, se está dando cuenta quién es quién, sin duda, algo de lo que los mexicanos no ven bien, son las descalificaciones sistemáticas plagadas de mentiras, pero resulta verdaderamente vergonzoso saber que los pleitos mezquinos son eso, una mezquindad severa incluso hacia el interior de los propios grupos o partidos, que no dejan entrar a nadie que no sean parte de los grupos hegemónicos y por ello vienen los descontentos que derivan como en el caso del partido de López Obrador en eso, en pleitos mezquinos, pleitos por el poder que evidencian lo que siempre se supo y que siempre ha negado el peje-loco, que es el hecho de que él es y nadie más que él y que la gran mayoría de sus más cercanos seguidores son embelesados como lo hacía el flautista de Hamelin, sólo que en éste cuento la rata mayor es quien toca la flauta y muestra de ello la puso justamente él, el abrió “la caja de pandora” cuando en la ciudad de México ha dejado la búsqueda del poder en manos de quienes están s9iendo identificados como parte de sus turbios negocios y que Ricardo Monreal amenazara claramente a su patrón, éste se ha tenido que bajar desde su corte celestial, para apapacharlo cuando menos mientras sigue suspirando por “el no poder” resultar que el mal ejemplo ha cundido y los pleitos se han protagonizado aquí y allá.

Por ejemplo en Cuautitlán, en donde los grupos d Ariel Juárez, “el dipuuu Pbruuuto”, ha enseñado el cobre y la verdadera militancia que encabeza el regidor de Cuautitlán Rafael Simón la han hecho a un lado, pero que bueno, porque así no se quemaron durante el pelotazo que protagonizaron con el grupo de Alejandro Ruiz, que resultó más vivo de lo que pensaban y les dio una muestra de cómo para marrullerías, marrullería y media; es decir, para “bron- ca”, cabrón y medio y es que desde el momento que Ariel Juárez se ha dado cuenta que se encuentra perdido, ha buscado aliarse al estilo peje, hasta con delincuentes,, bueno éste intenta aliarse incluso con aquellos que traicionaron en su momento abierta y directamente al peje, o simplemente ignora la historia por que no sabe ni madre de política, ni le interesa él es “porro “ y su mente de pbruuuto “ no le da para más, por eso se alió en esta ocasión para reventar la asamblea de Morena.

Con Paco Santos Arreola, sí, aquel que le levantó la mano a Felipe calderón ante el peje, su jefe, cuando como diputado plurinominal, pues de que otra forma verdad, había llegado al San Lázaro y desde ahí apoyó al presidente Calderón pese a que el peje Andrés Manuel lo desconocía sistemáticamente y que aquel que dijera que había presidente constitucional y no legítimo quedaba condenado y eso le sucedió a Paquito, por eso se fue al PAN con Edgar Olvera al organismo de agua, donde dicen que se hizo rico, muy rico de manera inexplicable pues y en donde se llevó senda madriza por trabajadores del sindicato que defendieron sus derechos y le respondieron con “la ley del talión”, ojo por pojo y diente por diente, y esos hechos de violencia se están replicando en Morena que con el ejemplo del Tal López, ahora en Zumpango se dieron hasta con la cubeta los de Morena, igual que los de Cuautitlán en donde con su lideresa Juana carrillo, no se conforman con pelear entre ellos sino amenazan a propios y extraños. Parece que en el PRI ya se dieron cuenta que ese no es el camino para llegar al poder, que deben ir en unicidad verdadera, dada de dientes p´a fuera.

compartir