J. ELEAZAR DE ÁVILA / El debate equis…

 

Avanza “norteamericanización” de la política…

Desde El Pasaje: La política mexicana avanza a su “norteamericanización”, eso ni quien lo dude. Y si usted es de los que piensa que pobrecitos los partidos que están donando “su dinero” para ayudar a los afectados por el sismo, aquí varias precisiones que necesita saber.

Primero.- El dinero de los partidos es nuestro dinero colectado en impuestos, pues en el México de la desconfianza, no queremos que nadie entregue recursos extraños a nuestra facciosa, amoral y mercantilista democracia que engendra la partidocracia y poderes fácticos.

Serenos que en cada “gansito” usted paga impuestos y esos centavitos ya concentrados ayudan a que los partidos hagan política a un alto costo.

Segundo.- Que la experiencia nos dice que el dinero de las campañas es mínimo, si comparamos el excedente que llega a granel o en especie, con el consentimiento de las autoridades, pues al hacer todos lo mismo, el empate de corrupción se queda en que dos agujas no pueden picarse.

Tercero.- La respuesta de los partidos y sus dirigencias se volvió una competencia de frivolidades. Quién da más, quién dio primero, cuánto dieron, cómo lo dieron, quién acusó a sus adversarios más rápido y qué epítetos fueron usados con mayor ponzoña.

Cuarto.- Seguimos esperando que al margen de los recursos que “desembolsarán” los partidos; tras la tragedia, los foros, los estrados, los plenos del senado y la cámara de diputados, se comprometan a realizar programas de éxodo voluntario.

A desalojar edificios vetustos, a demoler toda la mugre y corrupción que está enquistada en los sistemas que deben valuar los edificios y nuevas construcciones.

Terminar con el hacinamiento poblacional es un asunto de seguridad indispensable. Deben ser cientos los miles de capitalinos que ahora mismo están valorando salir a provincia, donde la vida es mucho más digna que en el corazón del poder nacional.

Quinto.- México es más fuerte que su sistema y sería realmente terrible para nuestro futuro, que tras la crisis, caigamos en el olvido y no traduzcamos toda la energía y enojo en un cambio positivo.

Sexto.- Demos gracias a la nueva circunstancia informativa, a la tecnología de nuestros días y al cese definitivo de la manipulación mediática, Hoy nada escapa a la verdad colectiva.

Todo lo que hacen las autoridades, tiene un filtro que consolidado y en construcción de una verdad integrada que trasciende a los comunicados, a los boletines y a las filtraciones.

Séptimo.- Rezar si, dar Gracias Dios también, pero mejor y por su propia gracia, mover a México más allá de los slogan de gobierno. Modificar al sistema, pero en unidad, cordialidad y en lo posible paciencia.

Que San Agustín decía que “en las cosas necesarias, la unidad; en las dudosas, la libertad; y en todas, la caridad”. Que también Emerson afirmaba que “el valor, la buena conducta y la perseverancia conquistan todas las cosas y obstáculos que quieran destruirlas y se interpongan en su camino”.

Posdata: “Yo pienso que a México el diablo lo castiga con mucha bronca porque el diablo no le perdona a México que ella, la Virgen de Guadalupe haya mostrado ahí a su hijo. Es una interpretación mía. O sea, México es privilegiado en el martirio por haber reconocido, defendido a su madre. Francisco I.

compartir