Encuentro Social presenta iniciativa, busca evitar contaminación originada por corralones

Agencia Cuestión de POLÉMICA

*El abandono de autos empieza como un problema legal y se agrava por la economía

En entrevista el Diputado Mario Salcedo coordinador de la bancada del Partido Encuentro Social en el Congreso Mexiquense dio a conocer una iniciativa del Partido Encuentro Social la cual propone adicionar el artículo 7.65 con una fracción VIII, recorriéndose las subsecuentes del código administrativo del Estado de México, con el propósito de que los establecimientos donde se presten servicios públicos auxiliar de depósito vehicular o bien corralones, cuenten dentro de sus especificaciones mínimas de infraestructura, con las medidas necesarias para evitar la dispersión, fuga, diseminación y/o disgregación, de los residuos vehiculares fuera del área de depósito, evitando la contaminación del suelo, agua y aire, así como evitar causar riesgo a la salud pública.

Los motivos por los cuales se realizó esta propuesta, es debido a que las pilas de automóviles se han convertido en fuentes de contaminación no solo por el hecho de que las unidades queden reducidas a fierros oxidados, sino por los vehículos que quedan en resguardo debido a averiguaciones pendientes, no pueden ser tocados y esto provoca que duren varios años contaminando; pues al estar agrietados permiten que los líquidos que se encuentran en el interior del motor u otros depósitos de combustibles se derramen y contaminen.

Salcedo detalló que gran cantidad de autos quedan en completo abandono debido a que el culpable de algún accidente se dio a la fuga o  las personas prefieren perder el vehículo que pagar las multas de tránsito, reparar los daños y los costos por el resguardo que se generan.

Es así como la problemática del abandono de autos comienza como un tema legal y se agrava por cuestiones económicas, esto debido a que el costo diario de la estadía de la unidad dentro del corralón sobrepasa el costo de la unidad a corto plazo, por lo que como ya se ha mencionado las personas optan por dejar el vehículo en total abandono.

Durante el almacenamiento de estos autos existe el escurrimiento de lixiviados como aceites, gasolinas, anticongelantes o ácidos de batería, los cuales tienen como consecuencia el desprendimiento de vapores del ácido de los acumuladores o combustibles que contienen los tanques de almacenamientos de los vehículos.

El escurrimiento al suelo de los líquidos de los radiadores y frenos, así como generación de partículas de óxidos y plomo; las piezas se van deteriorando, se caen al suelo, al igual que plásticos, partes electrónicas, todo eso generan lixiviados, que dañan al medio ambiente; otro daño que causan es que en las llantas se acumula agua que ocasiona la proliferación de mosquitos, que puede derivar en enfermedades.

En resumen el decreto tiene como propósito que los corralones y depósitos vehiculares cuenten con medidas especiales para evitar la contaminación del suelo y mantos acuíferos, a fin de proteger los suelos, fauna silvestre y doméstica, e incluso para prevenir siniestros como explosiones o incendios en cadena, afirmó el diputado mexiquense Mario Salcedo.

compartir