Edgar Olvera alcalde de Naucalpan quiere reelección!

La situación que vive el municipio de Naucalpan, puede considerarse grave, en estado de coma. Nunca antes, este municipio había experimentado una ola de terror, violencia, muerte y desapariciones, como en estos dos últimos años.

La llegada de Edgar Olvera Higuera a la presidencia municipal, significó el peor agravio para miles de familias. Lo que antes era innovación, apertura, transformación, desarrollo y liderazgo, ahora se ha convertido en corrupción, abuso de poder y enriquecimiento ilícito.

Olvera Higuera quiso hacer de Naucalpan su caja chica, y no solo lo logró…sino que lo superó.

Toda la comunidad naucalpense, desde la zona popular hasta la zona residencial, hablan pestes del alcalde “panista”. Para nadie es un secreto todo el panorama de corrupción que se dio en cada una de las áreas del Ayuntamiento.

Naucalpan está situada como la alcaldía más peligrosa del Estado de México.

Si esto no dice nada, entonces analicemos con la cabeza fría y con el corazón caliente, lo que en realidad se ha logrado en dicho municipio. ¿Alguien puede decir con certeza una sola obra de gran impacto social que haya realizado el gobierno local?

¿Dónde quedó la multimillonaria inversión que señaló Edgar Olvera Higuera en su Segundo Informe de Gobierno? ¿Por qué el dinero desaparece así porque sí en Naucalpan? ¿Acaso la Contraloría Municipal, los síndicos y regidores del PRI y MORENA son cómplices del desfalco a las arcas públicas?

Esto, solo por decir el nivel de delincuencia organizada que existe en el palacio municipal.

Pero si nos vamos a las estrategias fallidas en el tema de seguridad, pasaríamos meses enteros debatiendo sobre cómo el crimen y las principales bandas delincuenciales, fueron ocupando poco a poco, las principales áreas de protección ciudadana.

Todos sabemos que el hampa es la que gobierna a Naucalpan.

En los últimos meses, para desgracia de todos, policías municipales han sido asesinados salvajemente, sin que hayan podido defenderse o meter las manos siquiera. Los uniformados, han dejado viudas y huérfanosen el desamparo total.

Hay que destacar que Edgar Olvera no ha cumplido con los compromisos de seguro de vida, sueldos, pensiones, y todas aquellas percepciones que marca la ley, cuando un policía es abatido en cumplimento de su deber.

Edgar Olvera Higuera, ya no acude a las oficinas de la presidencia municipal, por tres simples razones: primero, porque no le importa lo que pasa en el municipio; segundo, porque la corrupción puede llegar hasta las puertas de su casa; y tercero, porque “alista” sus estrategias para reelegirse como alcalde o buscar una senaduría.

Ante esto vienen las preguntas malditas, ¿alguien votaría por Edgar Olvera en las próximas elecciones? ¿Qué pasará el 1 de enero de 2019, cuando el nuevo gobierno se encuentre sin patrullas, sin camiones recolectores de basura, sin nada? ¿Por qué no se han reparado las unidades de seguridad, y a las que sirven se les ha reducido el consumo de gasolina?

A lo mejor la delincuencia ya puso sus condiciones. Ojalá el destino tome conciencia de que los naucalpenses no quieren más a Olvera. Ojalá el destino también sepa que tampoco se quieren a más corruptos. Sean del partido que sean.

Naucalpan quiere resucitar.

Pongamos todos, nuestro granito de arena.

Por Luis Enrique Rocha @luis_journalist

p.d. Si me pasa algo, ya saben quién fue.

compartir
Footer With Address And Phones