“Denisse Ugalde, eres un fraude” gritan vecinos a alcaldesa ante Inseguridad.

EULALIO REYES

TLALNEPANTLA, MÉXICO.-Al grito “Denisse Ugalde eres puro fraude”, y “Ya basta de violencia e inseguridad”, alrededor de 200 vecinos marcharon sobre vialidades de este municipio y clausuraron simbólicamente las instalaciones del Palacio Municipal.

Los inconformes, que de manera intermitente bloquearon la avenida  Mario Colín, demandaron  la instalación de una mesa de trabajo para abordar temas como la recurrente violación del uso de suelo en sus comunidades, creciente violencia e inseguridad en todo Tlalnepantla, carencia de servicios públicos, y la desatención de proyectos de obra pública.

“Sr. Gobernador los ciudadanos del municipio de Tlalnepantla  estamos hartos de la administración municipal ineficiente”, “Queremos seguridad” y “Alfredo y Denisse no más inseguridad”, se podían leer en la mantas y carteles que los manifestantes sostenían frente a automovilistas y policías municipales.

John Paul Kawas y Rafael Ibarra Farfán dirigentes de la Unión de Asociaciones y Organizaciones Civiles, denunciaron que el gobierno de la alcaldesa Dennis Ugalde, hija del exalcalde priista Arturo Ugalde, da prioridad a las solicitudes de obras y servicios públicos que son gestionadas por militantes y simpatizantes del PRI.

En ese sentido, afirmaron que la marcha representa a habitantes de comunidades como  Arboledas, Valle Dorado, Benito Juárez, San Andrés Atenco,  Ampliación y Lomas de San Andrés, Lomas de Valle Dorado,  Prados Vallejo, El Dorado, Tequexquináhuac Parte Alta, Valle Ceylán, Izcalli Pirámide, Robles Patera, Loma Azul, Los Tenayos, Viveros de la Loma, Miguel Hidalgo, El Mirador, Lomas de Atlaco, San Pedro Barrientos y Los Reyes Ixtacala.

.Finalmente, los vecinos comprometieron al subsecretario de Gobierno del Ayuntamiento, Vicente Mendoza, y al director General de Gobierno de la Región XII del  Estado  de México, Armando Medina Becerril, a firmar un oficio para que  el próximo martes sean recibidos por autoridades, de lo contrario, advirtieron que sus acciones para exigir servicios públicos y seguridad se radicalizarían.

compartir