¿Cómo cambia nuestra vida la Inteligencia Artificial?

El Foro de Boao para Asia 2018 sirvió también para discutir el futuro de las nuevas tecnologías

Por ZHANG HUI

CUANDO en el reciente Foro de Boao para Asia 2018, los participantes en el coloquio “La llegada de la Inteligencia Artificial (IA)” discutían sobre su utilidad y perspectivas, la atención del público se centraba en una pantalla ubicada al lado derecho de la tribuna presidencial. Allí aparecía simultáneamente la traducción del chino al inglés, y viceversa, de las intervenciones de los delegados. Para ello se utilizó una aplicación de la empresa china Tencent en la que los participantes, después de escanear el código QR con su celular, podían leer la traducción.

¿Cómo será en el futuro?

Con la utilización en nuestra vida cotidiana de las nuevas tecnologías, incluida la IA, parecería que la cuarta revolución industrial ha llegado. Bajo el impulso de estas nuevas tecnologías, ¿cómo será el futuro en nuestro mundo?

Liu Hualong, presidente del Grupo CRRC, expresó que la comunicación sobre rieles del futuro se desarrollará hacia lo ecológico, lo eficaz, lo inteligente y lo armonioso. “El impulso de la tecnología trae el desarrollo ecológico e inteligente”, apuntó. “El tren bala de nueva generación, conocido como Fuxing, es un representante de la innovación en el sector ferroviario chino, porque lleva a cabo la administración propia de todo el trayecto y el control a distancia del proceso de gestión”. Liu mencionó que los futuros dispositivos para el tráfico aumentarán en gran medida las comodidades del autoservicio para los clientes.

“Más allá de un simple medio de transporte, los automóviles se convertirán en el futuro en un espacio móvil”, indicó Shen Hui, fundador de WM Motor. Shen explicó que su empresa se concentrará en ofrecer servicios en ese sentido. Las emisiones debidas al tráfico son la principal causa de la niebla tóxica en China. Zhang Yue, presidente de Broad Group, sostuvo que es necesario reducir el peso de los vehículos para elevar su eficacia en el uso de energías.

El presidente de la compañía japonesa Nippon Yusen Kaisha, Yasumi Kudo, consideró que se debe buscar el ahorro de más energía, la disminución de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera y el aumento de la eficacia energética. “Hemos empezado a producir un nuevo tipo de barcos y planeamos usar la conducción automática”, precisó.

Rudolf Staudigl, presidente de la firma alemana Wacker Chemie AG, manifestó que es posible que antes de 2025 podamos liberarnos de la dependencia de productos derivados del petróleo como materia prima, aprovechando la IA para disminuir enormemente las emisiones contaminantes. En el terreno de los electrodomésticos, la gente exige más comodidades. Dong Mingzhu, presidenta de la empresa china de máquinas de aire acondicionado Gree, señaló que el cambio más importante que ha atraído a sus clientes es el uso de los datos masivos en los servicios. “Si tienen problemas con el hardware, podemos enviar personas que los resuelvan a domicilio”.

Donde hay una máquina que imita al cerebro humano siempre hay IA. Por esa razón muchos empleos podrían desaparecer o ser reagrupados. Allan Gabor, director general del área de Materiales de Rendimiento de la empresa farmacéutica Merck en China, dijo que se necesita de la cooperación entre las empresas y los gobiernos para capacitar a los empleados. En ese aspecto, Rudolf Staudigl advirtió que aunque la IA ha aumentado la eficiencia productiva, también tiene defectos. Por eso, las empresas deben contratar a personas con alto nivel de especialización para que administren esos equipos inteligentes y garanticen un buen ajuste del proceso de producción.

El papel de la IA

Con la llegada de la IA, los datos masivos y la computación en la nube, la IA ha adquirido una importancia medular. Su uso comercial a gran escala es un asunto que genera muchas opiniones.

Liu Qingfeng, presidente de la empresa china de tecnología de la información iFlytek, mencionó que la IA juega cada día un papel más importante al ayudar al ser humano a cumplir variadas tareas, como el uso de algoritmos para el aprendizaje profundo en diversos terrenos, aunque con la premisa de proteger la privacidad individual de los usuarios. “Funciona para uso individual y se aplica en diversos sectores, de modo que cada persona puede utilizar un asistente de IA que le ayude en su trabajo diario. Posiblemente al principio solo te ayude a terminar un 10 % del trabajo, pero unos años después podría llegar al 50 %. De esa forma nos liberaríamos del trabajo intelectual pesado”, señaló.

Liu destacó que la IA se ha usado en la calificación de exámenes de admisión a centros docentes de enseñanza superior, y su rendimiento ha superado el nivel del ser humano. También ha sido utilizada en el sistema de tribunales ayudando a tratar los casos de forma inteligente.

El año pasado, por primera vez, la IA pasó el examen nacional de médicos profesionales, es decir, una máquina posee la misma capacidad que un médico generalista. En agosto de 2017, la Comisión Estatal de Salud y Planificación Familiar y el gobierno provincial de Anhui abrieron el primer hospital de IA con el fin de ayudar a los médicos a ofrecer servicios más eficaces. Del mismo modo, la entrevista con robots ya empezó en el Hospital 301 de Beijing. Los pacientes hablan primero con los robots, quienes luego informan a los doctores, de modo que estos conocen con antelación el problema de sus pacientes. De esta forma también se pone a prueba la capacidad de los robots para realizar preguntas.

La IA desempeña un gran papel en las empresas. Hong Xiaowen, director de Microsoft Research Asia (MSRA), consideró que la IA puede ayudar a cualquier empresa en su cambio de modalidad de productos y servicios (antes llamado Internet+ y ahora, IA+), y a acercar a la empresa y sus clientes. También puede contribuir a elevar la eficiencia en la gestión interna de la compañía, consiguiendo productos de mejor calidad y a mejor precio.

Actualmente han surgido empresas que tienen como base la plataforma esencial de la IA. Zhu Guang, vicepresidente de la compañía china Baidu, detalló que dicha plataforma en línea ofrece actualmente servicios de procesamiento del lenguaje natural, fonética, imágenes, videos, entre otros. Posee 500.000 usuarios. En los próximos 5 o 10 años, cada sector integrará con mayor intensidad la IA. Las grandes empresas proporcionarán mejores instrumentos y algoritmos que ayudarán al cumplimiento de las reformas de la IA. Según Zhu Guang, Baidu está ayudando a los bancos en su camino hacia la “inteligentización” y la creación de “cerebros financieros”.

Muchos se preguntan si con el desarrollo de la IA, los robots sustituirán la mano de obra humana. La inquietud es normal. Por ejemplo, la aplicación de interpretación simultánea, mencionada al principio de este artículo, parece ser una amenaza para los intérpretes. El copresidente ejecutivo de la empresa china de fundición de semiconductores TSMC, Liu Deyin, expresó que “no tenemos que temer a la IA, ni tampoco a la computación, porque poseemos cerebro y alma, así que la IA no es comparable con nosotros”. Debido a las diferencias en el sistema lingüístico y cultural, la tasa de precisión de la traducción generada por una máquina tiene aún mucho camino por recorrer. “Podemos dejar a los robots hacer su trabajo, pero lo más importante es cómo aplicar la IA para cumplir las tareas con una alta eficacia”, resumió Liu.

Problemas sociales

y riesgos morales

Las nuevas tecnologías tienen un impacto en la moral y los valores de la sociedad. Margaret Chan Fung Fu-chun, exdirectora general de la Organización Mundial de la Salud, ha dicho: “La revolución tecnológica carece de sentido si no permite encontrar soluciones a los problemas sociales”. Ella destacó el beneficio que para los pueblos del mundo tiene la nueva revolución científica y tecnológica.

Zhang Deqiang, primer experto de la firma china Visionox, está totalmente de acuerdo con la doctora Chan. “La meta definitiva de las invenciones tecnológicas es tratar de resolver los problemas sociales y servir al ser humano para hacer frente a epidemias y a la pobreza, mejorar el tráfico, elevar la eficiencia productiva, entre otros asuntos”.

El director general de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, Francis Gurry, mencionó que la sociedad debe controlar bien el uso de las nuevas tecnologías para obtener buenos resultados sociales, lo cual es un gran desafío. En ese sentido, consideró que muchos de los nuevos progresos tecnológicos tienen un impacto mundial y que la comunidad internacional debe pensar en cómo administrar y utilizar bien las tecnologías informáticas.

Yossi Vardi, inversor del cliente de mensajería instantánea ICQ, indicó que urgen tomar medidas inclusivas para que todos los estratos sociales puedan participar de la IA. “Tal vez algunos estratos sociales, por el momento, se quedarán fuera y no podrán conseguir los recursos necesarios. No debemos permitir que esa situación siga. Tenemos que resolverlo mediante medidas inclusivas”.

En esta época de datos masivos, la seguridad es un tema que llamó la atención de los participantes en el foro. Cheng Shouzong, presidente ejecutivo del Consejo de Administración de BlackBerry, expresó que el tema más importante es quién sostiene los datos. “¿El Gobierno y las empresas tienen derecho a penetrar en el sistema de los individuos y utilizar sus datos? Creo que si las empresas quieren usar mis datos, deben de pagarme, porque son de mi propiedad y este problema nos compete a todos los presentes”.

En su proceso de explotación tecnológica y de servicio a los clientes, Baidu produce muchos datos. Su presidente, Zhang Yaqin, explicó que todos sus empleados asumen importantes responsabilidades en la protección de la privacidad de los clientes y la seguridad de los datos. “Para nosotros es imprescindible hacerlo. Se trata de una premisa que exige mucho trabajo”, enfatizó.

compartir