Avances en la lucha contra la pobreza

Los desafíos que afrontará China y los beneficios que sus políticas han traído al mundo

Por ZHANG HUA

Durante casi 40 años, desde la implementación de la política de reforma y apertura, el alivio de la pobreza en China ha alcanzado notables éxitos, y ha representado la mayor contribución a la reducción de la pobreza a nivel mundial. “China ha logrado cumplir todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas y ha hecho una enorme contribución para que el mundo entero alcance estos objetivos”, dijo Zhai Siman, subdirector de la Oficina de Práctica Global de la Pobreza y Equidad del Este de Asia y el Pacífico. “Esto, en gran medida, se debe al éxito de China en su lucha contra la pobreza”.

China ha demostrado ser un actor de gran responsabilidad en cuanto al asunto de la pobreza en el mundo. Según Zhai, China, el tercer mayor accionista del Banco Mundial, ha incrementado su contribución y cooperación con la Asociación Internacional de Desarrollo (AID) del Banco Mundial, y ha desempeñado un papel positivo en la elaboración de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030.

Los programas chinos de reducción de la pobreza vienen siendo compartidos con el mundo, y han recibido ayuda y apoyo del Banco Mundial. ¿Cómo responderá China a los desafíos y cómo completará la tarea de erradicar la pobreza en el futuro? Con miras a profundizar más en este tema, China Hoy realizó una entrevista a Zhai Siman.

China Hoy (CH): ¿Cuáles han sido los logros alcanzados en China en los últimos cinco años y la situación actual de la lucha contra la pobreza?

Zhai Siman (ZS): China ha logrado progresos continuos en el campo de la reducción de la pobreza. Ha conseguido disminuir la tasa de pobreza extrema en 1,5 puntos porcentuales anuales entre 2010 y 2015, de acuerdo con el estándar internacional de pobreza del Banco Mundial, que es de 1,9 dólares per cápita diarios a paridad del poder adquisitivo. Sin embargo, lo más llamativo de la experiencia de desarrollo de China reside en los significativos avances que el país ha experimentado en los últimos 30 años con relación a la mejora del nivel de vida de su pueblo.

El ingreso per cápita real aumentó 16 veces entre 1978 y 2014, y la pobreza extrema bajó del 80 % en 1981 a menos del 3 % en 2013, con más de 800 millones de personas libradas de esta. China ha alcanzado todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas y ha hecho una contribución significativa al cumplimiento global de tales objetivos. El hecho de que el país haya logrado el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas cinco años antes de lo previsto –reducir a la mitad el número de habitantes en extrema pobreza para 2015, con base en la población de 1990–, se debe en gran medida al notable éxito de la lucha interna del país contra la pobreza.

CH: ¿Cómo ve usted las nuevas características de la mitigación de la pobreza en China? ¿Qué influencias tendrán en el futuro alivio de la pobreza en el país?

ZS: En el XIII Plan Quinquenal, el Gobierno chino estableció un ambicioso y específico objetivo de alivio de la pobreza, el cual pretende sacar de la pobreza a 70 millones de habitantes rurales entre 2016-2020, lograr la “liberación de las dos preocupaciones: alimentación y vestimenta”, y cumplir con las “tres garantías: educación obligatoria, atención médica básica y vivienda”.

Los expertos del Banco Mundial creen que China ha logrado avances significativos en áreas de vital importancia para aumentar los ingresos de los pobres, incluyendo el desarrollo y la nutrición de la primera infancia, la cobertura total de salud, el acceso de toda la población a una educación de calidad, la infraestructura –en especial carreteras y energía–, el sistema de impuesto progresivo, entre otras. Además, el sector privado ha lanzado una serie de iniciativas prometedoras, como el proyecto de cooperación Taobao Rural entre el Grupo Alibaba y el Gobierno, destinado a ampliar el consumo de los residentes rurales y las oportunidades de ingresos.

El Banco Mundial está trabajando actualmente con AliResearch para llevar a cabo un proyecto de investigación colaborativa para estudiar el desarrollo básico de las aldeas Taobao y cómo estas vienen mejorando la vida de los pobres.

Dos desafíos clave

CH: ¿Qué desafíos cree que el país enfrentará en el cumplimiento del trabajo del alivio de la pobreza para 2020?

ZS: El crecimiento económico sostenido y la expansión de la política social siguen siendo la única vía para alcanzar la erradicación de la pobreza extrema en 2020. En los últimos años, China ha hecho progresos significativos en el aumento de los ingresos de la población pobre y en la mejora de los servicios públicos básicos. La profundización de la reforma del sistema de registro de hogares ha permitido mejorar aún más las oportunidades de empleo, fortalecer el análisis de los datos de los pobres restantes e implementar programas de mitigación de la pobreza con precisión, lo cual ayudará a consolidar y mantener los resultados del alivio de la pobreza.

Existen dos desafíos clave que merecen la atención. Primero, dada la importancia del alivio de la pobreza rural, el desarrollo agrícola es crucial. China ha sido uno de los países a nivel mundial con mayor tasa de crecimiento agrícola anual desde la década de 1980, a pesar de que esta tasa se ha desacelerado en los últimos años. Segundo, aunque el gasto público en programas de asistencia social ha aumentado en los últimos años, sigue siendo bajo de acuerdo con estándares internacionales.

CH: ¿Qué implicaciones tiene la experiencia china en la reducción de la pobreza para otros países y regiones en vías de desarrollo, y cuáles son sus contribuciones a la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 de la ONU?

ZS: China juega un papel muy importante en la economía mundial y en la cooperación internacional. No solo es la segunda potencia económica, sino que también se trata de la mayor nación manufacturera y comercial del planeta. Si echamos un vistazo hacia el futuro, además de que el desarrollo de China será de gran importancia para la economía mundial, también ayudará a acelerar el ritmo de la reducción de la pobreza en países en vías de desarrollo. El apoyo al creciente rol de China en el panorama mundial se ha vuelto un aspecto cada vez más importante de la cooperación y la estrategia del Banco Mundial. Como tercer mayor accionista de esta entidad financiera, China ha incrementado su contribución y cooperación con la Asociación Internacional de Desarrollo del Banco Mundial, y ha desempeñado un papel activo en el desarrollo de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030.

CH: ¿Cómo viene desarrollándose la cooperación entre el Banco Mundial y China en materia de mitigación de la pobreza?

ZS: Desde la década de 1980, el Banco Mundial ha introducido conocimientos globales, buenas prácticas e innovación en los proyectos de mitigación de la pobreza en China. Asimismo, ha ayudado al Gobierno chino en la elaboración de estrategias nacionales de alivio de la pobreza a través de estudios de las principales cuestiones relacionadas con la pobreza rural. Desde 1995, el Banco Mundial y la Oficina del Grupo Dirigente de Alivio de la Pobreza y Desarrollo del Consejo de Estado de China han llevado a cabo, de manera conjunta, la implementación de seis proyectos de reducción directa de la pobreza.

compartir
Footer With Address And Phones