ARTURO SUÁREZ / La guerra de los azules

Las modas son legítimas en las cosas menores, como el vestido.

En el pensamiento y en el arte son abominables.

Ernesto Sabato

Arturo Suárez Ramírez / Agencia Cuestión de POLÉMICA

Estimados amigos lectores, gracias por su tiempo y disposición para la lectura de la presente columna publicada en tan prestigiado medio de comunicación. La noche del 1 de julio con la apabullante victoria de Morena en la elección, se desató la guerra por la sucesión y control Acción Nacional, la derrota debilitó sobremanera a Ricardo Anaya y su grupo que se adueño de ese partido.

Cuentan que pasaron solo unos minutos después de las 6 de la tarde, cuando ya se sabía el resultado de la contienda y los teléfonos no paraban de sonar entre quienes siendo panistas, se opusieron a la candidatura de Ricardo Anaya. De alguna forma también hubo celebración en el fracaso del “niño maravilla”, su derrota marcaba el punto final de un pasaje nada democrático en ese instituto político, no hubo “Anayismo”, sino “gandayismo”.

En los siguientes días los viejos iconos del PAN, gobernadores, legisladores y los expulsados del partido, han pedido la cabeza de Ricardo Anaya, que no regrese más a la dirigencia. La suerte de Anaya está echada y no volverá, en ese estado de debilidad, varios ya le tendieron la cama para que esta experiencia sea la última en su carrera política. Quizás se retire a vivir por fin a Atlanta con toda su familia.

El caso no termina ahí, Acción Nacional está fracturado, roto, su incondicional, su pedante presidente Damián Zepeda, se queda en el cargo para la renovación de la dirigencia, seremos testigos en los próximos meses de una recomposición del partido, donde los cercanos a Felipe Calderón, tienen la mesa puesta para que retomen las riendas y los incondicionales de Ricardo Anaya serán reducidos a su mínima expresión.

Al país le urge tener partidos políticos sanos, fuertes y que se comporten como contrapeso al régimen de Andrés Manuel López Obrador y su mayoría aplastante en el Congreso, que sirvan de freno y vigilancia de manera ética, pero siendo una oposición responsable, no como lo fueron con Peña Nieto. Ahí radica la importancia de una rápida recomposición de Acción Nacional.

Mientras que en el PANismo mexiquense ponen barbas a remojar, ya que el dirigente estatal Víctor Hugo Sondón afirma que será antes de finalizar el año en que se dará la renovación de dirigencia estatal.

Entre Palabras

El discurso de austeridad de Andrés Manuel López Obrador, debe convertirse en una realidad para todos quienes tengan un cargo público. Por ejemplo que los 500 diputados y los 128 senadores se bajen el sueldo a la mitad. Eso no resuelve los problemas de presupuesto, pero es una acción de justicia social.

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com, sígueme en la cuenta de Twitter en @arturosuarez y en Instagram en @arturosuarez_

compartir
Footer With Address And Phones