ARTURO SUÁREZ / La campaña fallida del PRI

He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por sí sola.

Jorge Luis Borges.

ARTURO SUÁREZ RAMÍREZ / Agencia Cuestión de POLÉMICA

Estimados amigos lectores gracias por su tiempo para la lectura de la presente columna publicada en tan prestigiado medio de comunicación. Llegamos a la mitad de la campaña electoral y las cosas poco se mueven en los temas de estadística. Las encuestas ponen a Andrés Manuel López Obrador en la punta, en segundo lugar a Ricardo Anaya y en un lejano tercer lugar, al abanderado del PRI, José Antonio Meade.

El futuro del Revolucionario Institucional se vislumbra sombrío, la campaña ya no arrancó, no hay por dónde, y el equipo de Meade tenía presupuestado a estas alturas, ser el segundo lugar y estar pisándole los talones a AMLO. La estrategia estuvo equivocada, y hay que sumarle el enojo nacional contra los tricolores por el despilfarro, corrupción y sionismo en los que sumieron a la administración de Enrique Peña Nieto.

Quisieron vacunarse presentando a un candidato externo, sin militancia e inclusive distante del PRI, eso significo un error grave que terminó por pasarle la factura a Enrique Ochoa Reza. Su salida de la presidencia del PRI, marcó el relanzamiento de la campaña de José Antonio Meade. Pero llegó un personaje de la vieja guardia, con el discurso, ademanes y pensamiento de siempre que terminó por sepultar al “NUEVO PRI”.

Lo primero para relanzar  la fallida campaña de Meade, fue presentarlo como un verdadero priista, que reconquiste a los suyos y luego al resto del electorado. Luego han mesurado un poco los ataques contra Ricardo Anaya y los han centrado en López Obrador incluyendo una campaña de odio y miedo como en 2006.

Uno de los grandes errores es conservar en sus filas al ex Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño comienza a ser un lastre más para la campaña, el discurso aprendido y acartonado se nota. Pero lo peor del caso, es que le dieron un gancho al hígado con la publicación del periódico Reforma, donde se dice que la SEP gastó mil 963 millones de pesos en comunicación social de acuerdo con la Cuenta Pública 2017.

Sus contrincantes Ricardo Anaya y AMLO, ya ni los voltean a ver, pero el punto del gasto en publicidad, seguro lo explotaran y muy bien, por lo pronto en redes sociales se ha vuelto tema y en el segundo debate del próximo fin de semana será un tiro que cualquiera le disparará a José Antonio Meade.

Cuando entremos al tercer y último mes de campaña y que no levante, los priistas abandonaran al candidato buscando refugio en los estados, pero los focos rojos también están encendidos ahí, las encuestas los ponen lejos de ganar alguna de las gubernaturas en disputa.

El PRI tiene que replantearse su papel en esta elección, así como están las cosas no les alcanza para nada, luego de su triunfal regreso en 2012, ahora todo indica que la campaña es fallida.

Entre Palabras

El otro amigo del presidente Peña Nieto, Virgilio Andrade, se gastó 838 mil pesos en la remodelación de un baño de la SFP, ¿y luego se preguntan por qué les va como les va en la campaña?

Los espero de lunes a viernes por el 830 de AM, Radio Capital y todas sus plataformas, en punto de las 18 horas. Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com sígueme en la cuenta de Twitter @arturosuarez y en Instagram @arturosuarez_

Muchas gracias y hasta la próxima.

compartir
Footer With Address And Phones