ARTURO SUÁREZ / Dos sopas para el PRD

El orgullo es una debilidad del carácter; acaba con la risa, acaba con la maravilla, acaba con lo caballeresco, acaba con la energía.

Gilbert Keith Chesterton

Estimados lectores, gracias como siempre por su tiempo para la lectura de la presente columna, publicada en tan prestigiado medio de comunicación. El tema de hoy va dedicado al Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, quien ya se veía como candidato del PRD a la Presidencia de la República, pero la historia cambió drásticamente el 19 de septiembre, con el terremoto los planes y la agenda se derrumbaron también.

Todo estaba listo, Mancera había acudido a la Asamblea Legislativa a presentar su último informe, que incluyó un sentido discurso de despedida. Ese domingo prácticamente se convirtió en una fiesta para el precandidato, pocos levantaron la voz, la crítica fue parca y los panistas se convirtieron en perredistas por aquello del frente, el pacto era apoyar en todo a Mancera, artífice junto con Anaya del frente, la figura de Barrales es únicamente representativa e incondicional a la mano de su mentor.

Unos días después, en pocos segundos su candidatura, como la tenía pensada y trazada se derrumbó, la circunstancia obligó a Mancera a recular, debió tomar la decisión de aguantar hasta lo último, estirar los tiempos para dejar el encargo y buscar la candidatura presidencial, la única razón, no ser mal visto por el electorado al salir por piernas. La cosa no pinta nada bien, los trabajos de reconstrucción van muy lento para los intereses de Mancera y la exigencia de la oposición es la misma, tendrá que quedarse como Jefe de Gobierno hasta el 2018.

Si el Jefe de Gobierno cumple su mandato, la puerta está abierta para Silvano Aureoles Conejo, Gobernador de Michoacán, un estado representativo en la historia del perredismo. Pero aunque Aureoles quiere, parece llegar tarde a una competencia en la que las cartas las reparte el PAN, que digo el PAN, las reparte Ricardo Anaya ante la sumisión de los amarillos, y ahí pierde Silvano Aureoles, aunque cuenta con el apoyo dentro del partido y no hay otro personaje más, los otros únicamente son ruido, tanto Graco Ramírez y Juan Zepeda.

Los tiempos se le terminaron al PRD, o pide licencia el Jefe de Gobierno de la CDMX y aguanta la crítica, se la juega con Silvano Aureoles para enfrentar al PAN y tratar de ganarle la partida a Ricardo Anaya, o de plano entrega la bandera y la poca dignidad partidista que les queda.

La preocupada

La Jefa Delegacional de Tlalpan se ve muy preocupada, la aceptación que tenía ella y Morena se va deteriorando, y lo que parecía un día de campo electoral, está entrando en la antesala de una pesadilla.

Entre Palabras

Que en la ALDF no se han podido poner de acuerdo para hacer la donación de recursos públicos a los damnificados de los terremotos, eso se llama falta de voluntad, le apuestan al olvido ciudadano. Pero esos mismos buscaran próximamente nuevos cargos, algunos de esos nombres y rostros estarán en la boleta el año que viene y ahí manda la ciudadanía.

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com , sígueme en la cuenta de Twitter: @arturosuarez y en Instagram: @arturosuarez_. Muchas gracias y hasta la próxima.

compartir